Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

PyD Horizontal 1

Colapsar

Se fue una parte de historia Riograndense

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Se fue una parte de historia Riograndense

    Hola amigos quiero compartir algo historico con ustedes, no es una noticia muy agradable para los nacidos en rio grande y los que tuvieron la suerte de haberlo conocido, estoy hablando de la caida del puente colgante viejo del Rio Grande. Los que han estado por estos lados lo habran conocido ya que es un punto de referencia historico de nuestra ciudad. Ese mismo puente que muchas veces no te cansabas de verlo cuando estabas pescando cerca ahora lo veo tendido y destruido en el agua. Detras de esto, uno ya sabe quienes son los responsables ya que el puente se habia deteriorado alla por diciembre pasado con unas increibles rafagas de viento que hicieron que el puente se soltara en unas de sus mitades. Y asi fueron analizando que podrian hacer o como lo podrian reparar, pero hoy llego una tormenta de viento, lluvia, nieve y el hielo del mismo rio hicieron que se arrastre en el agua llevándoselo. Bueno amigos lo queria compartir con ustedes les dejo un link. saludos.-


    EXCLUSIVO: El histórico puente colgante se precipitó a las aguas del río Grande
    LEANDRO ROHR.-

    GrAcIaS FaMiLiA
    PoR BaNcArMe EsTa HeRmOsA LoCuRa.-

  • #2
    Re: Se fue una parte de historia Riograndense

    Muy lamentable lo que sucedio, como vos decis Leandro, hacia tiempo que se sabia debia repararse y las autoridades no hicieron nada,,,solo el tipico le corresponde a la provincia, no no al municipio, no a nacion,,, a la ONU y un dia nos quedamos sin puente. Como nos comenta la nota del link, el puente fue construido en el año 1918 por los Menendez, hoy casi un siglo despues no sabian como repararlo??? Cuantas tormentas, heladas, crecidas soporto ese puente en tantos años,,,y se banco todo menos la decidia de nuestros gobernantes. Estoy caliente, mejor no sigo.

    Un abrazo
    Editado por última vez por tomprince; https://www.pescaydevolucion.com/member/3951-tomprince en 05.08.2011, 19:22. Razón: Ampliar
    ,,,porque las truchas no mienten, ni hacen trampa, no pueden ser compradas ni sobornadas o impresionadas con el poder, sino que responden unicamente a la quietud, a la humildad, y a una infinita paciencia. (Robert Traver)

    Comentario


    • #3
      Re: Se fue una parte de historia Riograndense

      Hola Leandro, es una verdadera pena lo que contas, soy uno mas de los que caminaron sobre el viejo puente, tengo su imagen en el registro de conducir otorgado por la municipalidad, es increible que nadie haya tomado cartas en el asunto con semejante monumento.
      Es uno de los tantos ejemplos de la desidia de las autoridades actuales.
      Y como dijo Tom mejor no sigo porque tambien estoy re caliente.
      Un abrazo.-
      "... Lo único que hace falta para que el mal triunfe es que los buenos no hagan nada ..." Edmund Burke.-

      Claudio Ruperto.-

      Comentario


      • #4
        Re: Se fue una parte de historia Riograndense

        Algo tan querido, tan nuestro! cuantas veces lo he pasado caminado para pescar de uno u otro lado, conversando y jugando con mis hijos cuando eran niños.
        Muchas gracias Leandro
        Chiche Aracena
        CP. Q8302GWK, Neuquén
        Tel. 0299 - 4481017
        Cel. 0299 - 155 51 2324
        [email protected]

        Amigo Pescador Deportivo, si su interés es regresar el pez vivo a su medio, evite hacerle daño durante su liberación, no lo levante para una foto ni para quitarle el anzuelo hasta que no se haya recuperado, para lo cual recomendamos que lo tenga durante al menos 30 segundos bajo el agua, luego levantelo el menor tiempo posible sosteniéndolo a pocos centímetros del agua, luego ya bajo el agua téngalo otro rato antes de liberarlo.
        Luis H. Aracena

        Comentario


        • #5
          Re: Se fue una parte de historia Riograndense

          Cuanta desidia, cuanta inoperancia. Ahora se pasarán la pelota uno al otro. Solo falta que digan que no lo construyeron lo suficientemente fuerte...
          Cordialmente
          Marcelo

          Comentario


          • #6
            Re: Se fue una parte de historia Riograndense

            Que pena, es una tristeza enorme (aún sin haberlo conocido personalmente). Esta es una muestra mas que la desidia hacia el patrimonio histórico Arquitectónico de nuestros pueblos, expresa la falta de compromiso con nuestra historia y cultura por parte de los gobernantes de turno. Para quienes, en el mejor de los casos, el pasado que importa se remonta a dos años y el futuro a otro tanto. Este tema es endémico de nuestro país y en especial de la Patagonia Austral, donde no se respeta NADA, y se está muy lejos de entender el valor cultural que tienen hitos históricos como el que se perdió en la isla.
            Editado por última vez por Javi; https://www.pescaydevolucion.com/member/5033-javi en 05.08.2011, 22:34.
            “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

            Comentario


            • #7
              Re: Se fue una parte de historia Riograndense

              Y si seguimos asi y como se suele decir...el último que apague la luz!

              Comentario


              • #8
                Re: Se fue una parte de historia Riograndense

                Amigos.

                Éste viernes viajé a Bs As y pasé relámpago por la casa de mis suegros, que están en Villa Urquiza.
                Aunque hace muchos años que no vivo allí, sólo paso cada tanto y, obviamente, el progreso lo ha cambiado bastante, sigo sintiendo (como imagino que le pasará a muchos), que pertenezco tanto a "mi barrio" como a mi país.
                El asunto es que al pasar frente al "viejo" 25 de Mayo (cine-teatro), por alguna razón me acordé de éste post, y por eso estoy contando ésto.

                El 25 de Mayo fué emblemático hace muchos años atrás...cualquiera que indague un poco en su historia descubrirá las personalidades que pasaron por allí, y lo que representaba para la zona, ya que incluso operaba como núcleo social para muchas celebraciones de los vecinos. Yo para entonces era bien pendex, pero si recuerdo haber ido al cine muchas veces antes de mudarme a otros lares.
                En algún momento (calculo que por los 70) dejó de funcionar y se cerró por muchos años. Pasabas por la puerta y se te fruncía el alma.

                Durante el gobierno de Ibarra (o tal vez un poco antes, no lo recuerdo), trascendió que allí se iba a instalar un gran supermercado, un shoping o algo similar.
                Los vecinos (asociación de vecinos, de comerciantes, etc.) se reunieron y armaron un lindo kilombete, y calculo que ademas de petitorios, se presentaron amparos judiciales y otras yerbas; (realmente desconozco los detalles porque yo ya no estaba en Baires para entonces y no quiero postear datos sacados de internet sino sólo lo que yo recuerdo, pero sí recuerdo que "la epopeya por el rescate" estaba en boca de todo el mundo).
                Finalmente, luego de cierto tiempo de idas y vueltas, Ibarra lo restauró y re-inauguró antes de "terminar" su mandato (tal vez hubo intencionalidad política, tal vez tuvo que ceder ante la presión vecinal....no importa).

                Hoy, además de ser un patrinomio histórico, y además de estar cumpliendo una importante función social y cultural, representa un gran ejemplo: un grupo de vecinos se juntó, se organizó, acordaron cómo gestionar el reclamo (que no fué ni breve ni totalmente pacífico, aclaro) y lograron un objetivo común, dando marcha atrás con un proyecto gubernamental que iba en contra de los intereses vecinales.
                ¿hay algo mas digno de orgullo que una lucha ganada en grupo, cuando se pelea por lo que se considera justo? (me hubiera gustado estar allí....y aunque no participé, no puedo negar que un poco de orgullo también me impregna a la distancia jaja).

                La reflexión es que creo que deberíamos pensar (en casos como el del puente y tantos otros), si en nuestra parte de funcionar como sociedad, no estaremos fallando en eso de "peticionar a las autoridades" (algo que nuestra constitución considera), delegando totalmente la responsabilidad de lo que sucede a quienes gobiernan (del color político que fueran), y limitándonos a la queja aislada que aparentemente, sólo sirve para irritarnos y darnos tema de conversación.

                Es evidente que a las autoridades hay que "estarles encima" porque suelen dormirse en los laureles (o, en el mejor de los casos, no llegan a captar lo que se necesita de ellos).
                Y aunque reconozco que también pertenezco a la generación del "no te metas", soy de la idea de que hay que sacarse de la cabeza que "todo va a ser siempre igual", y que (como en el tema de la pesca y devolución), no hay que dejar de aportar nuestro granito de arena si esperamos que algo vaya cambiando. Aunque nos hayan enseñado justamente lo contrario.

                Saludos
                Fernando
                "Mil flores floreciendo......"

                Comentario


                • #9
                  Re: Se fue una parte de historia Riograndense

                  Hola Doblejau.
                  Tenes mucha razón en lo que planteas, y lo que contás es un gran ejemplo de que se pueden cambiar las cosas... si no nos movemos, nuestros gobernantes se duermen en los laureles, pero también sabrás que es una tarea titánica cuando del otro lado no te devuelven ni una pared, se te cierran todas las puertas y priman intereses mezquinos por sobre el bien común. Te lo digo porque yo ando en algo similar a lo que vos ponés en tu posteo y muchas veces ves que te corren el arco de llegada. Pero creo que el cambio de mentalidad nace de poner cada uno lo nuestro, aún sabiendo que lograremos poco. Y por estos lugares es muy dificil... no quiero polemizar en absoluto, pero es mi perspectiva.
                  “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

                  Comentario


                  • #10
                    Re: Se fue una parte de historia Riograndense

                    Amigos, mas de una vez crucé el Grande caminando sobre ese puente, durante mi estadía en esa hermosa Isla... esa fue mi escuela de pesca con Mosca, durante cuatro años allí por los años '70. Me produce tristeza, pues todo lo viejo parece no tener valor o pasar a un plano secundario. Soy oriundo de Mar del Plata, y fui viendo con dolor como desaparecían emblemas de la ciudad tal como cuenta Doblejau con Villa Urquiza, y ni hablar de destruir paisajes, como la construcción del Bariloche (Adefesio) Center, urbanizar la Boca de tal o cual río, en fin... como conjetura Marcelo, se empezarán a pasar la pelota, y terminará siendo reconstruido por una ONG o Club, o se formará el Círculo de amigos del puente, quienes a pulmón reconstruirán la obra.

                    Comentario


                    • #11
                      Re: Se fue una parte de historia Riograndense

                      Una pena, una lamentable y bochornosa pena, un grosero error de las autoridades y un pedazo de la memoria colectiva de TDF (y de la de muchos asiduos visitantes a la isla) que inexorablemente se pierde.

                      Quien haya cruzado por el viejo puente, quien recuerde sus ruidos y el viento silbando entre los metales, no olvidarà tan fàcilmente a una estructura que en su momento fuera un hito de modernidad y de civilización y hoy una referencia de la evolución e historia de la isla.

                      Tengo fascinación por los puentes, en especial por los viejos de piedra, hierro o madera, a muchos los visito cada vez que voy por determinados lugares o pueblos. Hay mucho màs en los puentes que una mera obra de ingenierìa o de arquitectura; los puentes siempre encierran historia, son un vinculo, un nexo y un referente en cualquier comunidad y cultura de nuestro planeta.

                      Puede que en TDF para indiferentes funcionarios esta noble estructura sea hoy sòlo un montòn de fierros viejos y deshilados cables de acero que el viento y la feroz intemperie se encargaron de colapsar, cuando en realidad un ìcono de la cultura fueguina, en principio, desaparecerìa para siempre.

                      Los argentinos a veces hacemos bien las cosas y cuidamos de nuestro patrimonio, lamentablemente son las menos; nos encanta depredarnos a nosotros mismos, no nos gusta la memoria, nos molesta la preservaciòn de lo que sea: hemos perdido incontables tesoros arquitectònicos, sitios de interès, ambientes naturales vírgenes, reservas de biodiversidad, diezmado especies, contaminado nuesto habitat y avasallado etnias; en fin, cuando uno tiene la fortuna de viajar y ver còmo otras culturas, otras sociedades, preservan todo a ultranza, hasta lo màs insignificante segùn nuestras pautas y criterios, no cabe otra alternativa que meditar respecto del porquè nos negamos a tener una memoria colectiva sana y duradera.

                      Ha de ser porque somos aùn un paìs joven, en definitiva 200 años no es nada.

                      Y si arrasamos con lo poco/mucho que tenemos, peor. Careceremos de referencias y de referentes por siempre, tal el caso de este viejo puente.

                      Estamos siempre comenzando de cero, haciendo tabla rasa de todo lo anterior, por tal motivo vivimos siempre en los punto de partida de èpicas utòpicas, nunca llegando a concretar nada.

                      Un viejo proverbio inglès nos habla de dos personas frente al parque de una gran casa: una de ellas, intentando adular a su anfitriòn, declama: - que hermoso parque, que bien luce la pradera- , el dueño de casa, respetuoso, responde: -ha de ser porque hace 600 años que mi familia ha asumido su cuidado y siempre cortamos el pasto de la misma manera -

                      Ironía inglesa aparte, para mi esto representa a la genuina tradición y a la cultura de un pueblo, la constancia de las políticas, el concepto de continuidad y de memoria; la preservaciòn de los ìconos que la representan.

                      Ojalà èsta sea una nueva oportunidad en la cual del defecto gubernamental nazca la virtud ciudadana, y la comunidad de TDF salga al rescate de su patrimonio y de su memoria.

                      El viejo puente sobre el Rìo Grande asì lo merece

                      Saludos
                      Editado por última vez por Singlespey; https://www.pescaydevolucion.com/member/775-singlespey en 06.08.2011, 21:41.

                      Comentario


                      • #12
                        Re: Se fue una parte de historia Riograndense

                        Es de una profunda tristeza lo que paso con nuestro querido puente ,no soy nacido aqui pero llevo 34 años y esta es mi casa y ese era mi puente ,y la inoperancia de esta masturbanda que gobierna ,todos por igual llevaron a que el viejo puente no pudiera resistir semejante temporal , lamentable como estos politicos de ****** ,a los cuales no les importa nada de la historia de este maravilloso pueblo ,dejaron echada su suerte al legendario, puente colgante , son tan desagradecido del lugar ,que de verdad lo digo ojala se vayan todos a la **** que los pario y no vuelvan nunca mas a estos lugares ,a joder a la gente simple , honesta y solidaria de este pueblo un abrazo disculpen la calentura
                        dios concedeme un pez tan grande que no tenga nesecidad de mentir

                        Comentario


                        • #13
                          Re: Se fue una parte de historia Riograndense

                          Goma, adhiero a tan castellana expresión, que se vayan a .............la ############que los remil###############, estoy tan caliente e indignado como vos, un abrazo amigazo!

                          Comentario


                          • #14
                            Re: Se fue una parte de historia Riograndense

                            Esas impresionantes fotos del puente destruido me acercan un montón de recuerdos a la memoria, y me gustaría contar algunos en este momento.
                            Comienzo por repetir la frase final del pensamiento de Single que encierra la esperanza que nos queda, tanto como una ayuda para el puente pero también, claro, para ver si comenzamos a cambiar como personas, como ciudadanos y como sociedad;

                            "...Ojala esta sea una nueva oportunidad en la cual del defecto gubernamental nazca la virtud ciudadana, y la comunidad de TDF salga al rescate de su patrimonio y de su memoria..."

                            Corría el año 1971 y hacía pocos días que había llegado a mi nuevo destino de trabajo en Río Grande, Tierra del Fuego. Ya teníamos casa y habíamos dejado la vida poco agradable que una familia puede llevar en el hotel, y mi esposa comenzaba a ordenar todo mientras que yo sentía una ganas irrefrenables de ir a pescar para ver cuanto de cierto había en todas esas historias que me contaban, y también demostrar y mostrarme a mí mismo que eran mentiras eso que todos los pescadores allí me decían "...Imposible!, con mosca imposible! porque no pican con Mosca!! y por eso aquí nadie pesca con Mosca..." Por supuesto también tenía el deseo de ojala! inaugurar nuestro nuevo hogar regresando a la casa con una trucha!
                            Llegué al puente con poco más de una hora de luz diurna por delante y bajé con la camioneta por el costado derecho unos cientos de metros antes, por un sendereo que luego con los años me fuera tan familiar. Me acerque al río conduciendo con cuidado ya advertido del peligro de las fuertes subidas de la marea, iba muy atento a las señales que me indicaran las zonas inundables. En ese momento veo que por la orilla de enfrente, la margen Sur para quienes ubican el lugar, sube la pendiente un policía arrastrando un pescado enorme! pero enorme! Iba hacia la casilla del puesto de control que durante varios años nos fuera tan familiar ubicado en la falda oriental de ese cerrito por el que a veces también bajábamos a pescar.
                            No se si la sangre puede hervir, pero yo no me aguantaba a mí mismo y créanme que temblaba con los nervios incontrolables. Comencé a armar la cañita de bambú alemana #7 que tantos años me acompañó, en realidad fue la herramienta que me enseñó durante ese largo camino de aprendizaje en Traful, en el Chimehuín, el Collon Cura y muy pocas veces en el Limay, qué raro!, no? hoy es uno de mis ríos preferidos y en aquél entonces no me entusiasmaba pescarlo, buscando una razón se me ocurre pensar que tal vez fuera por sentirme incapaz para pescar semejante río?
                            Armé el viejísimo reel Dam que ya no tengo porque lo doné con nostalgia pero con mucho orgullo para el futuro museo de Pesca de Junín de los Andes. Tenía enrollado un buen backing muy grueso pero de 20 libras, y una línea WF #7 de hundimiento muy lento (decía Slow Sinking) de la que no recuerdo la marca, pero que no debía tener más de unos 25 mts porque en alguno de los mejores lances casi salía completa! El líder siempre casero terminaba en 0,30 mm. Até la pequeña mosca Morin de Navas anzuelo #6 y comencé a pescar unos cien metros aguas arriba del puente. Apenas estaba realizando los primeros lances cuando siento un tremendo pique y una fuerza que no había imaginado ni en los sueños más hermosos, me hizo caminar río abajo acompañando la fuerza incontenible de una trucha que, además de sentirla pude ver su gran tamaño, pero que jamás la tuve dominada, ni siquiera cerca. Pasaban los minutos de una lucha inolvidable donde la trucha se había hecho firme en el centro de la suave corriente unos pocos metros aguas arriba del puente, desde donde a ratos se movía hacia la otra orilla, en la zona por donde yo intuía que el policía había pescado. Así me sorprendió la noche y no supe que hacer, quería gritar y grité, comencé a llamar al policía del quién sabía estaba en esa pequeña casilla de la que veía una ventanita iluminada, también le silbaba muy fuerte, para lo que cuidadosamente pasaba la caña por un brazo y me llevaba ambos dedos anulares a los labios y producía una fuertes silbidos mientras pensaba que no puede dejar de oírme, si estaba apenas a unos cien metros, pero nadie salió, nadie vino a ayudarme, en realidad yo quería que alguien viniera a verme! Porque ¿qué ayuda podrían haberme dado? Seguramente ninguna.
                            No se cuanto tiempo pasó, tal vez una hora y media o más aún cuando todo se aflojó, y recién entonces comencé a volver de ese inmenso momento que retendré por siempre.
                            Sin dudar recogí todo y crucé el puente caminando para “encarar” al policía con enojo porque no me había escuchado! La verdad que me comportaba como un niño. El policía me aseguró que no había escuchado nada, y cuando le pregunté por “su” trucha me dijo “…a sí, aquí la tengo…” y trajo un pescado que no solo nunca había visto ni en fotos, sino que tampoco creía como ciertas las historias que ya me contaban en el pueblo, no se cuanto pesaría pero tal vez más de diez kilos!. Luego de explicarle cuanto me hubiera gustado inaugurar la casa comiendo trucha, me ofreció “un pedazo” que no dudé en aceptar, entonces el hombre con un filoso cuchillo le sacó un “filete” que debió pesar al menos unos tres kilos, y mi asombro fue mayúsculo al ver esa carne tan roja y tan firme con incrustaciones de hilos de grasa muy blancos!.
                            Así llegue a casa algo tarde pero triunfante y orgulloso. Durante los días subsiguientes le conté a todos los pescadores incrédulos locales que la Mosca pescaba muy bien.
                            Comenzó también para mí una época hermosa cuando le conté a los amigos de Buenos Aires y algunos más entusiasmados no tardaron en venir a visitarme, pero eso ya es de otras historias.
                            El hermoso puente fue el testigo lamentablemente mudo de aquella pesca que no fui capaz de terminar con éxito, pero que me sirvió de mucho, sobre todo de excelente escuela.
                            Allí llevé amigos que disfrutaron las mejores pescas de sus vidas. Crucé caminando ese puente para conocer a José “Pepe” García quién es uno de mis grandes amigos, también cicerone de otros extraordinarios amigos como el desaparecido “Mono” Villa, y otro de los mejores pescadores con quién yo haya compartido la Boca del Chimehuín, el apreciado Pedro M. Guisasola. También “Pepe” Delgado, bueno pero es otra historia.
                            Saludos cordiales
                            Chiche Aracena
                            CP. Q8302GWK, Neuquén
                            Tel. 0299 - 4481017
                            Cel. 0299 - 155 51 2324
                            [email protected]

                            Amigo Pescador Deportivo, si su interés es regresar el pez vivo a su medio, evite hacerle daño durante su liberación, no lo levante para una foto ni para quitarle el anzuelo hasta que no se haya recuperado, para lo cual recomendamos que lo tenga durante al menos 30 segundos bajo el agua, luego levantelo el menor tiempo posible sosteniéndolo a pocos centímetros del agua, luego ya bajo el agua téngalo otro rato antes de liberarlo.
                            Luis H. Aracena

                            Comentario


                            • #15
                              Re: Se fue una parte de historia Riograndense

                              Estimado Chiche... muchas gracias por tan ameno, vibrante y emotivo relato de pesca.
                              Entender que ese puente se relaciona directamente con su historia de vida, y que es esa historia junto a otras miles, las que entrelazadas por décadas, lo hacen ser un patrimonio cultural a preservar; ya que todo en su conjunto forman parte de nuestra historia y no solamente el puente como hecho arquitectónico en sí mismo; es lo que se debe comprender como sociedad y estado.
                              Los pueblos que no respetan su historia no tienen futuro, y hechos como estos no solo le faltan el respeto, sino que la avasallan.
                              “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

                              Comentario

                              PyD Horizontal 2

                              Colapsar
                              Trabajando...
                              X